Seguidores

New York Empire State of Mind

sábado, 11 de enero de 2014

cosy

"Que bonita eres" le dije de repente, y cuando me miró sorprendida me decidí a explicarle mis razones.
-Te llamo bonita porque este mundo esta lleno de chicas guapas, las "tias buenas" inundan las playas españolas, e incluso me atrevería a decir que aun queda un numeroso ,aunque minoritario, grupo de jóvenes que han leído algún libro en su vida. Pero tú, mientras esas chicas son pequeñas lunas tú eres Saturno, grande, majestuosa, simplemente bonita.  Tú y tus lunares,y esa sonrisa que se te escapa sin darte cuenta cuando alguien querido pasa por delante. Y esos ojos,  me gustaría coger de las orejas al tonto que dijo que los ojos azules son más bonitos y hacerle mirar dentro de ellos. Podría perderme en la gama de marrones que hay en tus iris y aun así tus pupilas seguirían atrayéndome como imanes,  y es que la fuerza de la gravedad parece pequeña cuando me miras fijamente. Me invaden unos celos terribles cuando acaricias el piano. Me gustaría ser pintor, poeta, escultor, músico, poder plasmarte en ese momento en el que agachas la cabeza y un mechón rebelde se sale de tu moño, miras fijamente un libro y lo abres, sentada en el sofá con tu sudadera de pijama y las piernas cruzadas. Deberías dejar de gastar dinero en vestidos de fiesta porque con una camiseta blanca y unos vaqueros ajustados dejarías sin respiración a cualquiera. No voy a mentir, no eres adorable cuando te enfadas, admitiré que a veces me das verdadero miedo cuando me miras con tu cara de "voy a decir la ultima palabra" porque se que eres de esas que pelea hasta el final. Tú no lo sabes pero el mundo es más bonito cuando te ríes, y mi vida mucho más feliz cuando bailas por casa como una loca y cantas totalmente desafinada porque piensas que no te veo. Por como juntas los labios y entrecierras los ojos cuando peleas por lo que quieres. Sé que estas convencida de que eres una más, pero no hay unos ojos más profundos que los tuyos, no hay piernas tan interminables, no existe otra espalda igual, y no hay ningunos labios que no sean los tuyos que yo quiera besar durante el resto de mis días. Y es que si es cierto eso de que los ángeles existen tú eres uno de ellos sin duda alguna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario


Tú me dices "te querré para siempre" y yo te contesto que lo intentaré.